Las constantes vitales del caballo

La adquisición de un caballo resulta siempre una responsabilidad para quien lo compra. A pesar de lo imponente de su aspecto, es un ser vivo frágil, que necesita de unos cuidados especiales y unos conocimientos mínimos de su morfología, para conocer su estado de salud y/o de forma.

FOTO 1jpg
 

El lugar donde vive y esta estabulado, el clima en el que se encuentra, el trato de su dueño, las exigencias del trabajo que desarrolla, la rutina de los cuidados, etc. Son solo algunos de los parámetros a tener en cuenta al evaluar el estado de salud de mi caballo.

A tal efecto, el propietario de todo caballo ha de conocer las constantes vitales del caballo. Existen cinco indicadores, que nos pueden dar información. Están basados en conocer los siguientes parámetros:

  • La temperatura
  • La frecuencia cardiaca
  • La frecuencia respiratoria
  • El tiempo de relleno capilar
  • El color de las mucosas

1.- La temperatura. Para conocer este punto, hemos de introducir un termómetro por el ano del caballo, hasta llegar al final del recto y dejarlo en dicho lugar sin que se mueva durante unos 2 a 3 minutos. Se aconseja utilizar termómetros digitales, por ser rápidos en la medición, muy fiables en su medida y no presentar peligro alguno para el animal si este se rompe accidentalmente mientras está introducido en el recto del caballo

FOTO 2jpg

Para no falsear los resultados, el caballo ha de estar en calma, no tomar la temperatura en un sitio muy caluroso o inmediatamente después del ejercicio. La temperatura normal de un caballo adulto y sano es de 37-38 °C. Para un potro no debe ser más alta que 37,5- 38,9 °C. 

Si la temperatura del caballo aumenta más de 4 grados, hay que ponerse en contacto con el veterinario.

2.- La manera más sencilla de conocer la frecuencia cardiaca, es utilizando un estetoscopio. Este se sujetará en el costado del caballo, justo detrás del codo izquierdo. Cada sonido “lup-dup” significa una pulsación. Deberá estar entre 28 y 48 pulsaciones por minuto.

Otra forma de tomar la frecuencia cardiaca, consiste en poner los dedos de nuestra mano en la cara inferior del carrillo para localizar la arteria facial que cruza por debajo de la quijada izquierda. Una vez localizada presionar suavemente sobre la misma y contar el número de latidos por minuto.

FOTO 3jpg

3.- La frecuencia respiratoria promedio de un caballo, en reposo, es de 8 a 20 respiraciones por minuto. Para determinar su número se ha colocar la mano sobre las costillas y contar cada inhalación y exhalación. En reposo, la respiración se acerca más a las 8 o 10 rpm..

 Si hay dificultad observando el movimiento de las costillas, observar las fosas nasales o colocar la mano frente a ellas, para sentir las exhalaciones.

FOTO 4jpg

 Más eficiente, consiste en poner un estetoscopio contra la tráquea del caballo, ya que además de contar la respiración, se escucharán los sonidos que pueden determinar si tiene algún bloqueo, alergia o padecimiento.

4.- El tiempo de relleno capilar, nos dará información sobre si el caballo está o no hidratado. Para conocer dicho estado se ha de pellizcar ligeramente un poco de la piel del caballo, ya sea en el pecho o el hombro.

FOTO 5jpg

En un caballo bien hidratado, la piel regresará a su estado normal en torno a 2 segundos. Si tarda entre 2 y 4 segundos puede estar ligeramente deshidratado. Y si lo hace entre 5 y 10 segundos, presenta signos de deshidratación.

5.- El color de las mucosas también nos dará información, sobre el estado de salud de nuestro caballo. Para ver su color, se ha de levantar el labio superior, aplicar presión con el dedo en un punto de su encía y esperar contando el tiempo le toma regresar a su color rosa natural. Un caballo sano tendrá el color de vuelta en 1 o 2 segundos. Siendo el color normal entre rosa pálido y rosa chicle.

FOTO 6jpg

Si el color de dichas encías es...

  • Rojo: El caballo puede haber tenido una pérdida de sangre o puede estar en shock.
  • Azul o Gris: Es señal de que el caballo está muy enfermo. Llamar al Vetº inmediatamente.
  • Blanquecino: Puede ser indicativo de anemia o shock.
  • Rosa oscuro: Pueden ser indicativas de enfermedad, intoxicación, shock o puede ser normal si el caballo acaba de hacer ejercicio
  • Rojo oscuro o de un color tirando a marrón: Indicativo de intoxicación o shock.

El tiempo de vuelta a su posición habitual, también nos indicará su estado de salud:

Si tarda menos de 2 segundos, el caballo tiene la tensión arterial alta, probablemente debido a la realización de ejercicio o nerviosismo o ansiedad. Si por el contrario es más lento de lo normal, pudiera ser indicativo de enfermedad, intoxicación o shock.

Estos breves apuntes solo son una simple guía de conocimientos sobre el estado de salud del caballo. Cuando presenta signos asintomáticos en uno o varios de ellos, nos puede dar idea de que algo está fallando en nuestro caballo y debemos ponernos en contacto con el veterinario.

GrupoTrotando