Los títulos de grado en Equitación.

La firma de la Declaración de Bolonia, que en 1999 firmaron 29 países europeos, trajo consigo una serie de cambios, tanto en la formación tanto universitaria como profesional.

El plan tenía como objetivo unificar las enseñanzas superiores en todos los países que forman el Espacio Europeo de educación superior, con la finalidad de facilitar el intercambio de titulados y adaptar el contenido de los estudios universitarios a las demandas sociales

caballos1png

En lo que a la Formación profesional específica se refiere, el Proceso de Bolonia mejora las salidas profesionales de los ciclos de formación profesional de grado superior, que según la Ley Orgánica de 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, forman parte de la educación superior.

Estos ciclos formativos de grado superior dan acceso a carreras universitarias, y en este sentido, la Formación Profesional se ha visto afectada por el Real Decreto 1892/2008, de 14 de noviembre, por el que se regulan las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas

El mundo ecuestre no ha sido ajeno a estos cambios y después de muchas décadas en las que los profesionales del sector no disponían de titulación alguna de carácter oficial, que acreditasen sus conocimientos. Los RDs 933 y 934 de 23 de julio de 2010, que establecen los títulos de técnico deportivo de grado medio y superior, respectivamente, en las disciplinas hípicas de salto, doma y concurso completo, resistencia, orientación y turismo ecuestre, y las enseñanzas mínimas y los requisitos de acceso, han venido a llenar este vacío legal existente.

IMG-20170420-WA0008jpg

La mayoría de las CCAA,s, que tienen transferidas las materias de educación, han desarrollado a su vez, en base a los anteriores RD,s, los suyos correspondientes, regulando los grados medio y superior de los técnicos deportivos en hípica en el territorio de su comunidad autónoma.

El grado medio consta de ciclo inicial y ciclo final, con una duración de entre 209 y 359 horas según la especialidad. Son los Centros docentes homologados en cada CCAA, los que organizan y determinan dicha duración, en coordinación con la consejería de educación respectiva.

El acceso a cada uno de dichos ciclos, excepto para el acceso al ciclo final de grado medio en resistencia, orientación y turismo ecuestre; se realiza mediante una prueba de acceso, que consta de una parte teórica y otra práctica. En ella se ha de demostrar un nivel de conocimientos y dominio de la práctica ecuestre, para poder seguir con aprovechamiento y seguridad las enseñanzas. Es imprescindible para poder desarrollar el ciclo final, haber superado el inicial.

El ciclo de grado superior consta de 1.150 horas Incluye también un bloque común y otro específico, cuya duración suele ser de un curso escolar. Es condición indispensable haber superado el Grado medio, para acceder al mismo.

Estas titulaciones obtenidas por quienes trabajan en centros hípicos, sirven para que, los clubes que estén federados, obtengan las categorías de club deportivo de uno hasta cuatro estribos.

Además del nivel de sus técnicos, se tienen en cuenta otros aspectos como: infraestructura, ubicación, atención al usuario, caballos, guarnicionería o número de licencias federativas entre otros, para determinar dicha calificación. La clasificación obtenida será válida por un período de cuatro años, pudiendo ser revisada anualmente.

divertido-retrato-de-un-sonriente-con-dientes-blancos-irreal-caballojpg

En varios países europeos, entre ellos España, ya se ha regulado la obligatoriedad de que aquellos centros ecuestres que quieran ser reconocidos por su respectiva federación hípica para impartir clases de equitación o bien organizar cursos de formación, han de contar con personal titulado en todas las actividades hípicas que realice.

No obstante, sigue existiendo un gran número de ellos, cuyos profesionales no cuentan con titulación alguna, al no existir la obligatoriedad de incluir a técnicos deportivos en hípica dentro del personal necesario para abrir una instalación hípica.

Las formaciones hípicas de grado, al integrarse dentro del sistema educativo, permiten a quienes las finalicen, acceder a la formación profesional de grado superior y universitaria, que de otro modo no podrían hacerlo.

Constituyen una garantía de conocimientos, preparación y capacidad para formar tanto a jinetes en las distintas especialidades hípicas, como a personal laboral relacionado con el mundo del caballo.